Jose Heinz-La vida de Spencer Elden (incluye fragmento del libro)

Posted by cassetteblog | June 19, 2014  |   No Comments

spencer eldenFestejando la salida a la calle de “La vida de Spencer Elden”, libro del escritor y periodista argentino Jose Heinz, le pedimos que nos cuente un poco de que se trata este nuevo trabajo.
Con José somos grandes amigos. De hecho, él escribe en Cassette, es uno de la banda. Pero ni cerca eso es lo que nos impulsó a pedirle esta info, sino que tenemos la suerte de seguir su escritura hace rato, y definitivamente es de esos que nos resultan realmente interesantes, principalmente por su manera de encontrar con las palabras eco en la modernidad, en lo que todos hablamos en nuestro cotidiano.
Esto nos cuenta él mismo sobre el libro: “La vida de Spencer Elden (y otros apuntes de cultura pop) reúne una serie de artículos en los que intento mostrar otro costado de personajes y escenas de una cultura popular que abarca cada vez más cosas. El libro está conformado por una serie de notas que publiqué en diferentes medios en los últimos años, desde pequeños ensayos hasta entrevistas, reunidas bajo una misma consigna: el pop como sistema que amalgama de incontables manifestaciones sociales. Y ahí surge un planteo que puede resumirse en la siguiente pregunta: ¿en qué momento el pop (como movimiento estético, pero también como algo indivisible de nuestras vidas) se transformó en una fuerza centrífuga con el poder suficiente para amalgamar las más diversas expresiones culturales? Libros, autores, personajes mediáticos, del primer rock a la electrónica más osada, nerds y hipsters, videojuegos, el amor por lo retro, la obsesión por la novedad… Es difícil pensar en algo que hoy logre escapar al pop”.
1.CarignanoComo dijimos, toda una reflexión necesaria sobre esto que nos toca vivir dia a dia cruzando nuestros sentidos con el arte y la información, en un hilo continuo que cada vez es mas dificil desenmarañar.
Lo que no se nos ocurrió es que José además de contarnos el ADN del libro nos iba a regalar un texto del mismo para que lo publiquemos aquí mismo en las páginas de Cassette. Y como plus, en el texto lo nombra a Rigo Pex alias Meneo, otro amigazo de la casa. El mismo nos cuenta de que se trata este fragmento: “Comparto con Cassette Blog uno de estos apuntes, dedicado a la música dubstep y su floreciente crecimiento en la escena electrónica mundial. Un género underground inicialmente detectado por oídos atentos y curiosos pasó, en poco tiempo, a convertirse en un cliché sonoro empleado por muchísimos productores alrededor del mundo”.
303 aEscúchame entre el ruido
Una de las polarizaciones más interesantes que han ocurrido en el mundo de la música moderna tuvo al dubstep como protagonista. Se trata de un estilo electrónico surgido en Inglaterra en la primera mitad de la década del 2000, que cuenta con ritmos sincopados y muchas frecuencias graves, lo que lo convierte en material muy atractivo para los DJs que buscan sacudir las pistas. Aunque tiene parientes sonoros claros (otros géneros británicos, como el 2 step o el drum’n’bass), hay quienes establecen sus bases en algunas vanguardias artísticas del siglo 20, como el futurismo o la música concreta.
Es evidente que quienes plantean esta clase de teorías están del lado de los defensores. Los que se ubican en la vereda contraria no le encuentran ningún atractivo a esa especie de salvajismo sónico. Sin embargo, uno de los argumentos que más se utilizan al momento de criticar el género es justamente una característica que legitima los planteos de sus adeptos más reflexivos: el dubstep es un conjunto de sonidos surgidos de fuentes que no son instrumentos musicales.
Rigo Pex, un productor que hace música con consolas de videojuegos bajo el alias de Meneo, comentaba en una entrevista a propósito del dubstep: “Es el sonido de las máquinas. Me recuerda a los artistas que hacían música aleatoria a partir de sonidos urbanos”. No es el único que usa esa clase de relaciones. Hay quienes ven en ese género la continuación (y consagración tardía) de los experimentos de artistas como Pierre Schaeffer o Luigi Russolo, básicamente por la idea de generar ritmos y melodías a partir de ideas como la tecnología, el urbanismo o la velocidad.
Pero lo que algunos años atrás comenzó siendo una música underground, consumida por un selecto grupo de devotos, hallaría la masividad gracias a productores como Skrillex o Bassnectar, quienes llevaron algunos de sus yeites hasta MTV y los festivales patrocinados por primeras marcas. Y eso generó un segundo desmembramiento en la escena: ahora están los fans, los detractores… y los fans de la primera hora, que detestan eso en que se ha convertido el género.
De allí que circulen por Internet algunas bromas relacionadas con esa idea de un sonido proveniente de máquinas. Una asegura que el dubstep es el resultado de dos Transformers teniendo sexo. En otra, aparece una imagen de Skrillex acompañada de una declaración apócrifa: “¿Mi mayor influencia? El modem dial up”.

Post relacionados