Dick Verdult abre su baúl (volumen 19)

Posted by cassetteblog | July 3, 2013  |   No Comments

Esta vez Dick usa dos veces en sus respuestas la palabra “radical”. Esa, que en el imaginario contiene un poco de varios otros fuertes términos, como revolucionario, fanático, terrorista, extremo, rebelde y otras más. Y en una respuesta la cosa llega más hondo, con el uso de “locura radical”.
Y sí, cuando uno lee la anécdota que hoy nos cuenta un poco que la palabra radical se nos cruza como lógica. Y “locura” como concepto que nos cae simpático también. De hecho, ha funcionado como constante en estas entrevistas.
Pero como siempre, el amigo Dick Verdult nos deja pensando un rato. Por que uno naturalmente une “radical” con ceguera, con una idea que muta hasta llegar a ser casi un impulso corporal, más cercano a lo animal que a lo meditado, comandada por el puro impulso… y Dick lejos está de eso.
Finalmente, aquí conversando entre varios, surgieron las preguntas ¿Qué es lo radical? ¿Qué es la locura? ¿Cuál de todos los argumentos posibles es el lúcido, la verdad?
El Y2K fue un fantasma del cual se escribió hasta en el papel de baño, del cual se organizaron conferencias, gracias al cual se esparcieron todo tipo de paranoias, pero que nunca ocurrió. Y así venimos caminando, entre fines del mundo que no se concretan pero por los cuales supuestamente tenemos que tener gran respeto. Esas grandes locuras vestidas de extraterrestres, cambio climático, pandemia viral, terremotos, guerras nucleares, bombardeo de rayos cósmicos, Hercólubus, meteoritos y agujeros negros; son como grandes estafadores que quedan sin culpa al pasar, como si todo su ruido hubiera sido un mal sueño del cual nos debemos olvidar, hasta que llegue el próximo.
Entonces Dick con sus pinceladas, con sus anécdotas, que lo muestran más como una persona que ha actuado sobre el paso del tiempo que como un simple esteta, hace que la palabra radical signifique otras cosas más, por que también va acompañada de exponer, exhibir, revelar, desplegar, debelar, descubrir… los lugares en que lo radical simplemente es oposición a lo que nos imponen, como la necesidad natural de libertad que se expresa por medio de la duda, y del juego con las otras posibilidades.
Y si, a veces el que actúa desde el otro lado queda en un espacio gris. Para nosotros interesante, como el lugar desde el cual muchas nuevas cosas pueden partir. Para otros, seguramente malo o incomprensible. Pero como dice Dick, a veces con el tiempo fue lo mejor que pasó. Aquí les va una nueva ametrallada de palabras.
Dick Verdult – Y2k-documentaciondibujada
DickVerdult-Y2k-documentacindibujada
Cassette: ¿Este dibujo parte de un sueño, de una anécdota o de un deseo?
Dick Verdult: Lo que dibujo ahí es verdad: nos habían invitado (al IBW, mi grupo de arte, Instituto de Lunatismo Abordable) un año antes del cambio de milenio a hacer una performance durante un debate sobre la seguridad del mundo. Era en vista al problema Y2K, ese saltito dentro de las computadoras que iba a ocurrir cuando de repente de 1999 iba a cambiar al 2000. Se decía que muchos programas de computadora no habían previsto ese salto, desde computadoras de hospital hasta de aeropuertos, presas o centrales eléctricas. Y nosotros acudimos a ese debate, y en lugar de “jugar con la tecnología” (oh sorpresa) como el gran peligro mesiánico, nos vestimos de enanos y salimos con unos suecos rojos puestos y martillos enormes de gomaespuma, y jodimos a todos bien seriamente, desde llenar los videobeams con hojas de árbol, hasta ponerle delay y voz de mickey mouse a invitados cuando exponían sus ponencias sobre ese tema tan dramático. Hasta intervinimos en los powerpoints. Teníamos una cajita que intervenía en la señal del cable, poniendo otras imágenes… fue una locura radical, y uno de los tipos expertos del tema, a cierto momento, después de tanto de que la gente se le reía en la cara, dijo : “esto no sirve para nada”… y justo le pusimos un delay ahí. Cosa que hizo que se repetía ese elemento y se repetía, y la gente se cagaba de risa de tal manera que tuvieron que llamar a perros para que lamieran el terciopelo del dulce de leche que quedó.
Cuando después les envié la factura para que nos paguen, añadí: nos ofrecemos con voluntad si hay otro congreso por el que pagan para cagarlo.
Cassette: ¿Que hace que te decidas por un material o por otro? ¿El medio da lo mismo y el decir se impone?
Dick Verdult: Me encanta jugar con diferentes materiales, y a veces me tomo el tiempo de averiguar cosas. Hoy por ejemplo dibujé sobre platos para hornearlos y ver como se pueden hacer cosas radicales con una técnica como la cerámica, tan gastada por la historia. Pero si de repente me sacan la herramienta de la mano y me dan otra, o me tengo que buscar otra, lo hago sin ninguna queja, al contrario. Que no hay radio, pues entonces, alquilemos un caballo.
Cassette: ¿El punk y lo espontáneo? ¿O la búsqueda estética concienzuda que rompe barreras?
Dick Verdult: Si sos un espontáneo toda tu vida ya no es espontáneo. A mi me despierta un terremoto y me saco mi lado espontáneo de manera concienzuda. Nunca fui un punk, pero si que fui y soy parte de las generaciones que masajean ese terreno para que rinda mejor.
Sobre el punk musical lo siguiente: yo soy de otra generación. Y en mis años volcánicos escuchaba Jimi Hendrix, Van der Graaf Generator, Blue Cheer, Grand Funk Railroad, Hawkwind. Después llegan los años muy aburridos del 70, y cuando llegan los punks son como una fotocopia en blanco y negro. Violenta y a buen tiempo, eso sí. Pero ya vivido por mí. Es por eso que la gente venera que yo haya filmado Joy Division y todos eso, y a mi me da igual.
Ahora punk actitud:
– ¿Dicen que se aburren? pues, si se aburren tres días tienen un problema. Si se aburren dos meses lo tenemos entre todos. Habría que robarles el sol y la sombra a los que se aburren por categoría.
– Dicen que no hay futuro. Pienso que es mejor creer que si lo hay.
– Dicen que no obedecen la ley o reglas. Mejor ni conocerlas. Cuando me encuentro con una situación equivocada que me esta cerrando el terreno arranco la topadora y al empujar tierra surge el espacio para que crezca otra cosa; no mía, pero de otra persona. Es un lado que niega todo pero que es constructivo.
El andar por la vida con buenas intenciones tiene su capricho: a veces pensas hacer bien y resulta en 15 años que lo que hiciste fue lo contrario. Y a veces jodes a todos y con el tiempo, fue lo mejor que pasó.

Post relacionados