Escuchar música a través de tus huesos, la nueva patente de Google (por Manuel Cosío)

Posted by cassetteblog | January 30, 2013  |   No Comments

El gigante del Internet a emitido una solicitud en la Oficina de Patentes y Marcas de Estado Unidos, para patentar un sistema de transmisión de sonido a través de la estructura ósea de los usuarios.
La patente describe un sistema de sonido miniatura que a través de vibraciones de alta frecuencia seria capaz de llevar el sonido del dispositivo a el oído interno de los usuarios, utilizando los huesos como medio de transmisión.
El desarrollo de Google, en el que viene trabajando hace tiempo y que espera ver la luz pública en el 2014 llamado Project Glass, consiste en unas gafas de realidad aumentada, él cual se especula sería el dispositivo que incluiría la tecnología. Sin embargo, no hay hasta el momento ninguna confirmación. Las gafas están en fase de pruebas. Todavía están buscando posibles fallos para tenerlas al 100% antes de que salgan al mercado. Por ahora, sabemos que con este dispositivo 3D podemos grabar videos, consultar emails y también mensajes, entre otras cosas.
Los detalles de la patente no son muy complejos: la conducción del sonido en los huesos ocurre en la parte interna del oído vía un transductor, usualmente colocado en el hueso, en frente del oído. Esto haría innecesario el tema de los audífonos, además de que tiene la ventaja de incrementar la privacidad y reducir el riesgo de perder la capacidad auditiva.
Esta tecnología no necesariamente es aplicable sólo a Glass. Hay un sinfín de aplicaciones interesantes. Por ejemplo, un dispositivo que permita a los buzos conversar bajo el agua.
Así mismo el escrito también hace referencia a un sistema de apoyo con un altavoz de alta calidad de transmisión del sonido, en la parte posterior del oído.
A todo esto, la trasmisión de sonido en los huesos no es nada nuevo. Beethoven, en sus últimos años, ya prácticamente sordo, se ponía un bastón en los dientes, pegado al piano, en un intento de escuchar la música.
Otro ejemplo de este efecto es el por qué no reconocemos nuestra voz cuando ésta es grabada, esto se debe a la forma en que nosotros la escuchamos, ya que las ondas de la voz se trasmiten por los huesos del rostro cambiando el sonido con la que la percibimos.
De cualquier forma, y pesé a las a los cuestionamientos de qué tan seguro resultará realmente para la salud el uso continuo de estos dispositivos, que hasta hoy parecen ser completamente seguros, la apuesta del Google sin duda podría desencadenar una revolución en los medios que utilizamos para escuchar audio actualmente, y aunque existen ya algunos audífonos óseos, si Google lo implementa en Glass, podría hacer la tecnología accesible para las masas.
Si quieren ver la solicitud de patente hecha por Google con más detalle pueden hacerlo aquí.

Post relacionados