Primer cadena de restaurantes de penes del mundo

Posted by cassetteblog | August 27, 2012  |   No Comments

Se llama Guolizhuang, y es un Restaurante Chino especializado en platillos a base de penes de animales. Fue fundado por un grupo de especialistas en nutrición y medicina tradicional China, quienes cuentan que según sus estudios y creencias los apéndices masculinos de distintos tipos de animales son excelentes para mejorar la potencia sexual en los hombres, la piel de las mujeres, sirven para tratar todo tipo de dolencias, para agilizar la circulación sanguínea y son bajos en colesterol.
Comenzaron con el emprendimiento en el año 2006, y actualmente cuentan con varias franquicias en todo Beijing y una sucursal en el barrio chino de Atlanta, Estados Unidos.
Entre los comensales más frecuentes se encuentran hombres de negocios y funcionarios del Partido Comunista, quienes gastan una buena suma de dinero para deleitarse con alguno de los alimentos de la casa e incrementar su energía.
Los que tienen la entrada prohibida son los jóvenes menores de 15 años, ya que las hormonas de los alimentos pueden interferir en su crecimiento natural.
En la carta del Guolizhuang se pueden encontrar manjares como penes de buey cortados en forma de estrellas, gónadas de ovejas en cama de curry, pene de burro en rodajas finas, pene de foca o de oso marino canadiense (en estofado o fritos).
Es importante saber que plato es mejor comer, dependiendo del sexo o de la salud de cada persona. Por ejemplo, las mujeres no deben comer los testículos, debido a que las hormonas podrían darles una voz más gruesa o profunda y producirles barba, pero los penes para ellas son inofensivos.
En cuanto a las preferencias de los clientes, el pene de yak (cuesta más de US $220) es unos de los favoritos. Para alguien indeciso o con ganas de probar todos, está el plato de 10 penes surtidos (US $110). También hay platos exclusivos como el pene de tigre, que está valorado en más de US $ 1.500, y se tiene que pedir con varios meses de antelación, llenando una solicitud abonando con una tarjeta de crédito plata, oro o platino, o una credencial de membresía.
Así que ya saben, si un chico las invita a comerse un pene “así de grande”, puede que no sea una grosería, ¡las está invitando al Guolizhuang!

Post relacionados