iPhone 5 cambia de conector dejando obsoletos accesorios anteriores (por Manuel Cosío y Agus Goya)

Posted by cassetteblog | July 13, 2012  |   No Comments

Uno de los grandes problemas que el sistema capitalista, y directamente la sociedad de consumo actual ha generado, es la Obsolescencia programada. En Cassette ya hemos hablado de ello. Hace muy poco publicamos sobre el caso de Benito Muros, fabricante español que fue amenazado (lógicamente por las empresas opositoras) por sacar al mercado una bombilla con duración de 25 años.
Ahora bien, Apple es una de las compañías que sí bien es pionera en la innovación tecnológica y la forma de consumo de ésta, en los últimos años se ha visto ensombrecida por varios aspectos, entre ellos destacan cuál es el verdadero costo de sus productos, que más allá del precio en dinero de los mismos, involucran explotación de trabajadores en varios países y contaminación al medio ambiente.
Pues resulta que en cuanto refiere a obsolescencia ahora es turno de despedirte de tus accesorios del iPhone si quieres la nueva versión de este dispositivo, ya que el conector de 30 pines que ha sido por mucho tiempo el estándar en iPod, iPhone y iPad, según varios rumores ha sido sustituido por uno de 19 pines. La razón: usar más espacio en el teléfono para otros aditamentos.
Aunque Apple aún no confirma el conector, los editores de TechCrunch, uno de los blogs de tecnología más reconocidos del mundo, admitieron que habían hablado con tres fabricantes de la compañía y éstos han confirmado los rumores, además de que informaron que el conector será magnético (como los cargadores de las MacBook) e incluiría un chip para verificar la autenticidad de los accesorios. Esto último implicaría forzar al consumidor a comprar sólo accesorios de la marca, limitándose al precio y la variedad ofrecidos por Apple.
Como hemos visto en su modelo de negocios, Apple no tiene reparo alguno en sacrificar libertades y comodidades del cliente con tal de mantener el control total del mercado, ya que la cuota de consumidores de sus productos cada mes es mayor.
La cuestión a pensar es, hasta dónde estamos dispuestos a no castigar estas practicas y seguir comprando sus productos que venden la idea que es ¨lo mejor en el mercado¨, a pesar de no siempre ser así, y que muchos estamos conscientes de ello.

Post relacionados