Dilemas del copyright que bordean lo ridículo tomo 5 (por Andrés Oddone)

Posted by cassetteblog | July 1, 2012  |   No Comments

Desde la última vez que publicamos un post al respecto de este tema han ocurrido un montón de cosas. Pero si debemos destacar una, deber ser la que muestra de manera innegable que los poderes económicos aliados con los políticos toman acciones planteadas desde lo gris, ya llegando al negro puro. Los grandes defensores de lo justo y correcto actúan con total incorrección.
¿De qué hablamos? Bueno… ¿recuerdan lo rápidas que fueron las acciones tomadas contra Megaupload y sus directivos? Resulta que ahora el juzgado encargado del caso en Nueva Zelanda ha dictaminado que la manera en la cual entraron en la casa de Kim Dotcom (fundador de Megaupload) fue ilegal, y del mismo modo se refiere acerca de las copias que hizo el FBI de los discos duros incautados. O sea, la base sobre la cual se estableció todo el caso no es válida.
Las órdenes con las cuales entraron en la casa en la de Kim y con las cuales incautaron toda la data son, según las palabras de la jueza, “demasiado amplias”, y no es posible que con esas ordenes se hallan llevado el material sin la expresa autorización del dueño de casa. O sea, violaron de mil maneras sus derechos. De hecho, piden al FBI que entregue los discos duros para analizar que es pertinente al caso, y dice que sólo devolverán lo que esté involucrado con el tema.
En el siguiente link pueden leer la noticia por ustedes mismos en NZHerald: http://www.nzherald.co.nz/nz/news/article.cfm?c_id=1&objectid=10816121
Lo que realmente preocupa, o mejor dicho, el daño que se vuelve gigante y que nos atañe a todos, es que esa gran biblioteca online que manejaba Megaupload ha sido borrada, sea como sea, por la razón que fuera. Ese daño, por más que hoy el mundo “formal” declarara que piden disculpas y que Kim Dotcom y sus aliados son enviados de díos para llenarnos de gozo (que lejos deben estar estos personajes de eso), la pérdida cultural es irreparable.
Visto desde esa óptica, deberíamos pensar si es justo que los poderes estatales tengan la posibilidad de actuar con el nivel de prepotencia con el cual manejaron toda la situación de Megaupload, sin que todas las campanas involucradas planteen su opinión. Es una cosa increíble que los estados del mundo no hayan intervenido, que sólo un puñado de estados hayan decidido sobre materiales que eran propiedad de personas de todo el globo.
Por otro lado, dado que la Corte Suprema de Suecia en febrero pasado negó la posibilidad de apelación a los fundadores de The Pirate Bay, Peter Sunde y Fredrik Neij, estos han jugando su última carta para evitar que los encarcelen: han presentado su caso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.
Esto argumenta el abogado de Neij, Jonas Nilsson: “El artículo 10 del Convenio Europeo de Derechos Humanos garantiza a los ciudadanos de Suecia la libertad de recibir y difundir información. Precisamente, The Pirate Bay cuenta como servicio de transferencia no propietaria de información entre sus usuarios a través de un proceso automatizado en la red. Por tanto está protegido bajo este artículo de la Convención.”
La situación de estas dos personas es realmente dolorosa, porque The Pirate Bay ha realizado un trabajo basado en un planteo político totalmente relevante y necesario para nuestra época. Sus planteos han propuesto cambios indudablemente positivos para el mundo, tocando lugares del sistema comercial y político delicados. Pero como decimos, con un fundamento noble e inteligente por demás. Que sean tratados como delincuentes comunes es un paralelo a lo sufrido por pensadores con ideas revolucionarias a todo lo largo de la historia. El mundo se resiste fuertemente al cambio. Y ni hablar de los sistemas comerciales. No cabe ni una duda de que ellos no son los buenos, la historia lo atestigua. Estas fuerzas no pueden ni deben ser las que tomen la última decisión, porque no son ni cerca imparciales, y no están interesadas en siquiera escuchar una gran diversidad de puntos de vista que deben entrar sí o sí en las agendas de los estados como temas primordiales.

Post relacionados