Dick Verdult abre su baúl (volumen 14)

Posted by cassetteblog | June 29, 2012  |   No Comments

Vivimos un momento en el cual la reflexión se ha vuelto una herramienta fundamental para lograr la libertad. Pero extrañamente, en este fragmento histórico en el cual los significados son entidades bastas de mil caras que se multiplican según el intérprete, y a la misma vez estamos invadidos de lineamientos que intentan tornarnos seres en una maza comprensible y abarcable, lo que decidimos ver, los significados por los cuales optamos, nos definen en soledad. Podemos compartir visiones con otros, pero al final lo que decidimos como seres solos es lo que nos define como libres.
Estamos invadidos de las imágenes que nos muestra el espejo del mundo, pero todavía podemos decidir disfrutar de nuestras propias distorsiones, jugando.
Dick Verdult en su obra es un constante generador de estos juegos. Al mirar alguna de sus piezas uno experimenta estímulos que te llevan de manera hipnótica a sacar conclusiones. Pero cuando comparas esas imágenes que uno halló con las que impulsaron a Dick a hacer esa obra, muchas veces éste te dice: “puede ser que esas cosas estén involucradas, pero yo lo hice por otra cosa”. De esta manera, entendemos que su obra contiene la energía que procura el impulso, sin necesidad de guiar las ovejas al corral.
Y de de eso se tratan también estas conversaciones que estamos manteniendo con Dick, de pingponear con las interpretaciones, para que luego cada uno que decida cuales les son propias, o que directamente decida otras.
Dick Verdult – Mononarijudo
Cassette: En este rejunte de elementos ¿Qué importancia tiene lo naif? ¿Es la sonrisa como bandera y búsqueda? ¿La construcción a lo niño como camino? ¿O esto está enfocado sólo en la reutilización y reinterpretación de fragmentos del pasado?
Dick Verdult: Tiene poco que ver con niñez esto. Es un conjunto de elementos que efectivamente suscitan una sonrisa infantil, pero tienen su razón de ser juguetón.
Lo que se ve ahí es un montón de intermedios…. mascara de mono con nariz prolongada, es el intermedio entre individuo y sabiduría. Y el teclado también, fue la interface de una máquina de lavar en la que adapté la maquinaria para que muestre telenovelas por la ventanita de la ropa mojada. Sí señor, por una maquina de lavar.
Cassette: El teclado está al revés ¿es para escribir como mono?
Dick Verdult: El teclado ni siquiera servía para escribir, era sólo para tener un “ENTER” a apretar, estaba escondido dentro de la máquina y sólo habíamos traducido el “mouse” con sus funciones X e Y a un botón giratorio de los programas de lavar. ¿Se entiende? Mira los ladrillitos de plástico, y unas ruedas dentadas… eso era el interface del aparato. Hecho con Lego en el 97.
Niños se ponían delante. Pensaban “¿qué es ese monitor a través de la ventana de la maquina de lavar?”. Daban una vuelta aleatoria al botón del programa, y así arrancaba una nueva escena de la telenovela.
Cassette: Toda esta obra / juego / mecánica ¿está enchufada a una máquina en un lugar que no podemos ver?
Dick Verdult: La maquina, como se diría de una relación en argentina, “ya fue”. Sirvió dos años en un museo de antropología, miles de niños estuvieron mirándolo y sacándole provecho. Cuando me lo devolvieron, lo tiré a la basura. Ya estaba harto de esa interface tan irónica. Me quede con los dedos y me distancié del cuerpo.
Este trabajo ahora está en mi sala llena de lámparas y videos que se llama La Pajarera. Se va a la Bienal de Gwangju, Corea, junto con 50 otras cosas mías, en dos contenedores.

Post relacionados