Sexo tecnología-pornografía y juguetes para iPad hasta los robots prostitutos del futuro (por Manuel Cosío)

Posted by cassetteblog | May 31, 2012  |   No Comments

La tecnología fue creada para satisfacer las necesidades y deseos de las personas. Y aunque pocas veces se habla de ello, entre uno de los aspectos que cada vez va tomando más relevancia se encuentra la de satisfacer el deseo sexual.
Un ejemplo bastante claro de lo anterior, lo podemos observar con el bum de la era digital, la cual gracias a ésta, ha permitido que cada vez más personas usen internet para tener fácil acceso a la pornografía en la red.
¿Pero qué impacto ha tenido la pornografía en la actualidad? Por un lado, la revista PCWorld destaca que gracias a la implementación de las páginas tres equis, los sistemas de pagos on line fueron puestos en marcha y perfeccionados para garantizar pagos más seguros. Y no sólo eso, también el vídeo streaming (él cual no hace falta descargar el contenido en la computadora para verlo) se debe en gran parte por el uso de éstos sitios.
Por otro lado, actualmente la pornografía es uno de los negocios más grandes que existen en el mundo. Basta echar un vistazo a las estadísticas que circulan por diversos medios donde se asegura que en el caso de internet el 12% de los sitios web son porno, el 25% de las búsquedas en google están relacionadas con la pornografía y el total de 35% las descargas en la red son tres equis. (gráfico al último).
Con un nicho tan grande de consumidores que tienen la necesidad de satisfacer su libido, han aparecido nuevas propuestas de interfaces innovadoras para lograrlo.
Un buen ejemplo es Fleshlight (+18), empresa que se dedica al rubro de los juguetes sexuales. Dentro de las posibilidades que ofrece a los usuarios está el poder construir sus propios juguetes o comprar modelos de estrellas porno famosas que garantizan la precisión anatómica. Sin embargo, lo que llama más la atención no es eso, sino su ultimo prototipo, llamado hasta el momento “Fleshlight iPad”, invento con el que los amantes de los productos de Apple podrán demostrar su amor de manera física hacia ellos. En el caso del iPad, se monta una imitación de una vagina Fleshlight en la parte inferior del dispositivo, con lo cual se busca que el usuario sea llevado a una experiencia de otro nivel.
Otro dispositivo bastante interesante que encontramos, y que está dirigido principalmente para las mujeres, tiene como nombre “El Googlher”, que no es más que un vibrador que se activa cada vez que se realiza el rastreo de paquetes en red por Google. Lo cual seguramente deber ser estimulante para la navegación web. Lo mejor de este dispositivo es que forma parte de lab Fatlab, (Organización dedicada a la tecnología y el arte libre), por lo que se puede encontrar un manual de “hágalo usted mismo” en el siguiente link: http://fffff.at/diyds/googlher.
¿Serán este tipo de inventos el principio de dispositivos más complejos para satisfacer el deseo sexual? Seguramente, pero, ¿cómo llegaran a ser estos dispositivos?
Por suerte, existen científicos a los cuales les interesan estos temas, que intentan desde un punto de vista visionario ofrecer un panorama. En la Universidad de Wellington’s Victoria Management School, en Nueva Zelanda, los investigadores Ian Yeoman y Michelle Mars publicaron un documento en la revista Futuros donde predicen que para el año 2050 los humanos utilizaran androides como sexoservidores.
Aseguran que una de las características importantes con las cuales contarán estos robots, está que estarán construidos con materiales resistentes a las bacterias, generando la reducción de enfermedades de transmisión sexual. Además de que la culpa ante la pareja por solicitar este tipo de servicios se vera seriamente reducida, al no ser literalmente una “infidelidad”.
Aunque, en un principio, la idea de mantener relaciones sexuales con un robot y preferir pagar por ello, aún por encima de hacerlo con una mujer de verdad, suena descabellado. Si se analiza que la pornografía no es más que la prestación de una fantasía virtual en la cual las personas pagan por tener acceso a ella hoy, podemos imaginar un escenario donde existan androides con una apariencia hiperrealista, con movimientos, gestos y actitudes idénticos a los de una chica real, capaces de complacer los requerimientos de los clientes, incluyendo aspectos específicos como la anatomía, color de piel y origen de la persona deseada, o incluso que sea una copia fiel de alguien en especifico. De ser así, podríamos hablar de la misma sensación lograda con la pornografía llevada a su máxima expresión. Y quién sabe, probablemente como asegura Hiroshi Ishiguro, creador de los robots Geminoid (comparto un vídeo abajo), “llegara el día donde las personas se enamorarán de los androides”.

Post relacionados