Iluminación ecológica con nanopartículas de oro (por Iohanna Kuppers)

Posted by cassetteblog | May 22, 2012  |   No Comments

En materia de iluminación, y sobre todo en la búsqueda de nuevas formas de luminarias ecológicas, se siguen viendo sorprendentes inventos que nos dejan boquiabiertos.
Recientemente, se publicó un descubrimiento realizado por el equipo científico del profesor Chang Shih-Hui, de Taiwan con el que consiguieron utilizar árboles como si fueran coloreadas lámparas en la noche. En el intento por crear una iluminación de alto rendimiento, pero que no utilizase productos químicos tóxicos (como el polvo de fósforo) y que no emitiera dióxido de carbono (Co2) al medio ambiente, este grupo de científicos descubrió que al colocar nanopartículas de oro en las hojas de los árboles, éstos generan un resplandor rojizo que serviría para iluminar, a la vez de crear un efecto romántico en el panorama nocturno.
Resulta que estas nanopartículas insertadas en las hojas de los árboles, estimulan en su clorofila una emisión lumínica color roja.
Además de este precioso efecto que produce, esta intervención hace posible que los árboles realicen más fotosíntesis, absorbiendo más cantidades de Co2.
El profesor Chang Shih-Hui, además de asegurar que esta sería una de las formas más ecológicas que existen en la actualidad para generar iluminación, por la utilización de material no tóxico y por evitar la emisión de Co2, reduciendo notablemente la contaminación lumínica en las grandes ciudades, da fe de que la nueva manera de dar luz a espacios exteriores (públicos o privados) podría, en un futuro no muy lejano, sustituir la tecnología LED.
Todavía no se menciona nada a cerca de costos ni de efectos a largo plazo en las especies en las que se implementarían estás nanopartículas. ¿O a caso incrementar la fotosíntesis no repercute en la vida de estas plantas o árboles? ¿Las nanopartículas de oro serán tan inofensivas como aseguran los investigadores? Eso se verá más adelante, cuando los estudios sobre el tema estén más avanzados.
Lo que parece interesante dentro de este nuevo descubrimiento además de los efectos favorables antes mencionados, es que se liberaría muchísimo espacio, por lo menos en varios espacios exteriores de las ciudades, ya que dispositivos como lámparas, postes de luz o equipamiento relacionado al tema, no se utilizaría de la manera que se viene haciendo.
Se verían nuevos paisajes en las noches, en los que la naturaleza seguiría siendo la protagonista de la foto.

Post relacionados