Ideas para limpiar el parche de Basura en el Pacífico (Por Iohanna Küppers)

Posted by cassetteblog | February 13, 2012  |   No Comments

Hace un tiempo, publicamos aquí en Cassetteblog sobre la gran Isla de Basura que se ha formado en el Océano Pacífico y que día a día continúa creciendo (más de 10 millones de toneladas al año, según organizaciones ecologistas).
Su eliminación costará miles de millones de dólares y ningún país se hace cargo de que estas grandes masas que presentan un 80% de plástico se fueron generando en una acción conjunta de todos por ir desechando desmedidamente objetos que ya no utilizamos.
Hoy les presentamos una serie de propuestas de distintos diseñadores del mundo para revertir esta situación:
1 – Rascacielos Submarino: En la competencia anual que propone la revista eVolo llamada “eVolo Skyscraper Competition”, en la que la principal premisa es la de generar proyectos de edificios utilizando nuevas tecnologías, materiales, programas y estéticas, los diseñadores Servios Milorad Vidojević, Pucarević Jelena y Pihler Milica recibieron una mención de honor por su propuesta de edificios, cuyo diseño se inspira en la Torre Eiffel invertida haciendo también alusión a los icebergs, que estarán ubicados nada más y nada menos que bajo el agua.
Estas torres funcionarán como grandes centros de reciclaje de la basura que atenta contra los ecosistemas oceánicos actualmente. Están divididas en tres zonas: en la parte inferior se encuentran el vertedero y los equipos para que el edificio flote; en la media, está la planta de reciclaje y en su porción superior se halla la zona residencial y de oficinas.
El combustible que necesita este gran monstruo submarino se generará a partir del procesamiento de los desechos generados allí mismo. Los residuos se calientan en una cámara, convirtiéndose en gas que luego se almacena en grandes baterías que se encuentran dentro de las estructuras de las torres.
2 – Isla de Reciclado: El estudio de Arquitectura de Rótterdam WHIM, propone aprovechar todo el plástico que se ha acumulado en el océano pacífico en el nordeste de Hawai para convertirlo en una gran isla habitable, siguiendo tres premisas principales.
– Limpiar los océanos de esta enorme cantidad de residuos plásticos.
– Crear una nueva tierra en la que puedan vivir refugiados víctimas de catástrofes naturales.
– Construir un hábitat sostenible en medio del mar.
La idea es procesar estos restos y derretirlos creando una masa semi-compacta. Con este material, se crea la base de esta gran isla, que luego será cubierta de arena y tierra.
Dentro de esta nueva superficie flotante, se podrían realizar distintas actividades, como agricultura, piscifactoría, residencia, recreación, etc.
Con 97 millones de toneladas de plástico, dispuesto a modo de piezas ensambladas para formar esta gran base, se podrían albergar a casi 500.000 habitantes, los que podrán participar de este proceso de autoabastecimiento de energía y recursos.
La mayoría de las instalaciones serán impulsadas por energía solar y la energía de las olas. Con respecto al manejo de residuos de distinto tipo en la isla, ésta se hará con métodos de reciclaje de residuos sólidos y composta de desechos orgánicos. Para facilitar este último proceso, se incorporarán algas naturales cultivadas para ser utilizadas como fertilizante.
3 – Proyecto Kaisei: Esta tercera propuesta presentada en Japón, llamada Proyecto Kaisei (Planeta Oceánico, en Japonés) pretende utilizar la gran cantidad de material acumulado en el Océano Pacífico para procesarlo y reutilizarlo como combustible diesel.
Ya cuenta con el apoyo de la Institución Scripps de Oceanografía, con la que están evaluando el potencial de esta gran masa de plástico desechado.
También participa de esta idea, la compañia Convanta, encargada del manejo de energías renovables. Así con la co-participación de estas dos agrupaciones, se podría llegar a una manera de aprovechar todo este material, obteniendo una nueva fuente (casi ilimitada) de combustible.
Para dar una opinión propia al respecto, pienso que principalmente el problema está siendo la exagerada producción y consumo de plástico con su posterior desecho. Sin ir más lejos, miremos en nuestras casas la cantidad de objetos que luego de un cortísimo plazo, tiramos al bote de basura, sin pensar en darle un segundo uso. Así, gran parte de estos residuos generados en el mundo, va a parar al Océano Pacífico.
Las alternativas más que nada arquitectónicas para reutilizar este material, creo que son ideas interesantes y un tanto utópicas. Pero más allá de eso, creo que el problema más importante que acarrean es que no se deja de alterar el ecosistema marino. Toda esta gran masa de plástico seguiría liberando químicos tóxicos al agua, contaminando especies vegetales y animales que allí viven.
Además, hay que ver si realmente los residuos que se generarían en esta nueva superficie habitable, tendrán un tratamiento adecuado y no incrementarán la contaminación en el lugar.
El problema principal que esta isla existente en el mar seguiría estando, solo que con otra cara y con un uso designado. Encima frente al comportamiento muchas veces impredecible del mar poniendo en riesgo la vida de las personas en ese lugar.
Habría que pensar en la forma de anclaje de esta isla en el fondo del mar. Esta masa plástica flotando y navegando sin rumbo podría ser peligrosa.
La tercera alternativa mostrada, el proyecto Kaisei, creo que es la más lógica. Por más de ser costosa (no tanto como las alternativas anteriores) apunta a dos problemas importantes: Sanear las aguas del océano de esta enorme cantidad de plástico y generar una nueva forma de combustible.
Sin pretensiones extras a estas dos premisas principales, se busca procesar y reutilizar este material existente para cubrir otra necesidad.
También debo decir que se debería evaluar que el procesamiento del plástico para convertirlo en diesel no será una nueva fuente contaminante del planeta.
Mientras tanto se lleve a cabo alguna de estas acciones, pienso que lo mejor sería incrementar y fomentar más el reciclaje en cada casa. Ya esta gran mancha de plástico existe, pero no ayudemos a que siga creciendo ni a que se genere una nueva. ¿No creen?

Post relacionados