El eterno dilema sobre los derechos de autor – Jon Kwest Presents Lighter (Moombahton Vs Jungle) (por Andrés Oddone)

Posted by cassetteblog | January 10, 2012  |   No Comments

El mes pasado se desató toda una gran discusión entre simpatizantes de la escena moombahton con defensores acérrimos (entre ellos artistas reconocidos del estilo) de la escena jungle / drum and bass old school en el blog Tropical Bass. Esto ocurrió a razón del post que hicieron en ese blog amigo sobre el disco “LIGHTER Moombahton Vs Jungle”, compilado por Jon Kwest.
En la cadena de coments debajo del post, público y artistas discuten sobre varios temas, como derechos de autor, calidad de las versiones, si los mashups y bootlegs son algo válido o no… ese tipo de cosas que hoy son temas candentes.
A nosotros, la crew de Cassette, más allá de que no nos sentimos parte radical de ninguna de las dos escenas (aunque los dos estilos de música nos gustan), nos interesa dar nuestro punto de vista.
Lo principal, es que esta discusión pone sobre el tapete nuevamente el tema de los derechos de autor, con varias preguntas que a nosotros nos parece que sirven cantidad:
– La música, al pasar a ser parte de lo que el mundo degusta ¿sigue siendo propiedad de alguien?
– ¿Cuanto tiempo puede y debe una pieza ser “propiedad” de una persona?
– ¿Tienen lógica las leyes anti piratería en medio del caos indescifrable que es la red?
– ¿El paradigma derechos / venta / propiedad en la música debe cambiar? ¿El viejo modelo no caducó?
– ¿Hasta que punto sirve, mirando hacia el futuro del arte, poner trabas al respecto de que elementos pueden utilizar o no los artistas para desarrollarse y generar nuevos caminos?
– Las versiones y edits ¿Representan un robo? ¿Una afrenta?
La crew de Cassette está 100% a favor de los bootleg / edits / mashups, más todavía cuando se trata de versiones que son puestas a disposición del público de manera gratuita. Para nosotros estos nuevos movimientos generan varias cosas buenas. En estas nuevas versiones se revaloriza y renuevan viejos tracks. De alguna manera, hasta se pueden considerar homenajes.
Por otra parte, se los hace conocer a personas de las nuevas generaciones por medio de un lenguaje que está en boga, muchos de los cuales no tenían ni idea de que estos tracks existían.
Pensando puntualmente en la situación “infracción de derechos”, lo que están haciendo los artistas del moombahton de alguna manera refleja lo que hicieron los mismos artistas del jungle y el drum and bass con el hip hop, el soul, el reggae y el funk, estilos de los cuales extrajeron cantidades impresionantes de material. De hecho, de esa extracción nació el género, en una época en que las leyes al respecto eran todavía mucho más precarias que las que existen hoy en día. Y gracias a lo cual inventaron un riquísimo estilo nuevo que nutrió al mundo (y lo sigue haciendo) durante años. Si lo vemos de esa manera, podemos usar uno de los comentarios que se hicieron en ese post: es el círculo de la vida amigos.
Y sobre la calidad de las versiones que encontramos en el disco… eso es totalmente relativo, depende del gusto de quien lo mire, y en realidad no plantea ninguna diferencia al respecto de lo que antes dijimos.
Esto que han hecho Jon Kwest y sus amigos es una muestra de amor al jungle y el drum and bass, y una manera de plantear algo distinto para su propia escena (al menos, es la primera vez que nos enteramos de esta mezcla).
Sea como sea, todos estamos en el marco del mismo paradigma: el juego cambió, las leyes y los derechos como estaban pensados no sirven para controlar nada… a menos que logren realmente que el SOPA se ponga en acción, lo cual al final van a ver que no le va a servir ni a Doc Scott. Y si controlan algo, en gran parte también están frenando nuevas maneras creativas, que más allá de que nos gusten o no los resultados que hoy escuchamos, no podemos saber que va a ocurrir con ellas en el futuro, con el tiempo y el talento en movimiento.
Aquí les compartimos el disco para que sepan de que se trata y saquen sus propias conclusiones.

Post relacionados