Richard D. James alias Aphex Twin

Posted by cassetteblog | August 14, 2011  |   No Comments

Muchas veces se cruzó en el camino de los Deslizando en domingo, pero algo hacía que lo dejara de lado. Es que me genera sensaciones duales.
Pero es verdad que Richard D. James despierta devoción en muchísima gente. Y eso lo hace importante.
Se me ocurren muchas razones por las cuales eso ocurre, pero por lo menos para mi, ninguna es taaaaaan resistente como para justificar el amor casi religioso que le tienen cantidad de medios y festivales. ¿Y la gente?… pfffffffff! En el glosario de mitos urbanos, existe uno que cuenta que una fan japonesa fue enterrada junto con la colección de discos de este icono. ¿Será que apareció en el momento justo y necesario?

 

En su carrera se conjugan cosas muy intensas, que dejaron marca en un momento relevante de la música electrónica: su aparición + su inclusión en Warp Records + su utilización de cada concepto, rítmica y sonoridad que fuera “novedosa” + la creación de Rephlex Records + sus colaboraciones asombrosas con Chris Cunningham (otro por el cual el mundo se desvive!).
Además, ha sabido manejar la mística de su imagen de manera increíble. Cada tanto me acuerdo de una entrevista súper graciosa que leí, en la cual se la pasa respondiendo incoherencias totales, diciendo que el es un extraterrestre. Aunque en verdad da muy pocas entrevistas. No le gusta hacerlo… ni tampoco dar conciertos. Y, un poco se entiende. No debe dar ninguna gracia la tercera vez que lees como titular de una entrevista sobre ti “el mozart de la electrónica”.

 

También debe tener que ver la cantidad de ediciones y seudónimos que ha utilizado: Aphex Twin, AFX, Polygon Window, Caustic Window, The Dice Man, Blue Calx, Bradley Strider, Brian Tregaskin, GAK, Karen Tregaskin, PBoD, Power-Pill, Q-Chastic, Smojphace, Soit-P.P., Tuss… y hay más.
 

Pero debo admitir que hay algo de él que me gusta mucho, que lo hace sobresalir: es un tremendo renegado. Ha ocupado todos los espacios que se puede con la música, como headliner de festivales importantísimos, ha ganado todos los premios a electrónica posibles (hasta el Prix Ars Electronica), ha vendido y compuesto músicas para publicidades (memorable su inclusión en una publicidad de Pirelli), video games, cine… pero todo eso desde una irreverencia total. Ha manejado el máximo punto de mediaticidad, pero todo el tiempo con un aire de “me chupan un huevo… paso del mundo”.

En su música podemos encontrar todas las sensaciones y emociones: amor, calma, dolor, nostalgia, odio, experimentación, erudición clásica, feeling cibernético… hasta unos momentos sonoros / gore extremos en sangrientos.
Las malas lenguas dicen que en un momento se comprometió a hacer un remix para Madonna… pero se olvidó completamente de hacerlo. Entonces, cuando vino el mensajero a buscar esa remezcla ¡le entrego lo primero que tenía a mano! Y si, con el delirio de música que hace, quien podría decir a ciencia cierta que no era verdaderamente un remix a la diva.
Les armé un pequeño compiladito de Aphex, pero tranquilo, pensadísimo para dominguear. Que lo disfruten! Bajenlo pronto, por que que no creo que los links duren demasiado :D.

Post relacionados