El Noise pop y los sonidos de la nube (por Andrés Oddone)

Posted by cassetteblog | July 31, 2011  |   No Comments

¿Será casual que de repente, en un momento específico, todo confluya para que se dé algo nuevo? Por que al inicio el noise pop, género musical enmarcado dentro del indie rock, nació sin nombre. En un principio fue la expresión espontánea de distintos artistas de comienzos / mediados de la década de los 80as, que sin si quiera saber que los otros existían se inspiraron en elementos similares. La música noise (pero esa que de enserio se dedica al ruido de manera específica), el post punk, la actitud arty de finales de los 70as comienzos de los 80as, y la música de grupos de rock experimental, como Swans, o de hardcore punk como Hüsker Dü.

Dicen que el primero que fue definido realmente como tal es Sonic Youth, proyecto neoyorquino que se atrevió a ciertas cosas que luego se volvieron formulas a seguir, como utilizar afinaciones disonantes, acoples, feedback y distorsiones de guitarra súper novedosas para el rock. También por plantear el ruido como parte fundamental de la canción. El ruido como elemento estético, moldeable, en beneficio de estructuras pop.
Rápidamente el estilo amplió su paleta de piezas, con una mayor cartera de posibilidades sonoro / estéticas; fusionándose con, recreando y generando nuevas definiciones como shoegazing, dark wave, dream pop, manchester, space rock y una infinidad más. Lo que siguió fue un estallido de sensaciones disímiles.

Proyectos como The Jesus And Mary Chain, Dinosaur Jr, Spacemen 3, My Bloody Valentine, Mercury Rev, Medicine, Drop Nineteens, Spiritualized, Curve y muchos más crearon un espectro de propuestas nuevas, con gran riqueza compositiva, sonora y poética. Se permitieron jugar con el sonido que hace la arena flotando en el viento. Produjeron textos inspiradores, lisérgicos, llenos de imágenes. Crearon canciones de ensueño volando en medio de paredes de ruido blanco, que entre las grietas dejaban escapar voces angelicales.
Todo eso, sirvió como fundamento a mucho de lo que escuchamos a fines de los 90as y en los primeros aires del nuevo milenio, con artistas mediáticos como Nirvana y The Smashing Pumpkins incluidos.
Bonus: Compilación noise pop como para recuperar la novia/o perdida/o… o para escucharla 20 veces, sufrir todo lo que haga falta, y pasar de una vez por todas a otra cosa.

Post relacionados